Vídeos que gustan o vídeos que venden. Parte 1

October 22, 2014

 

 

Una duda existencial común a la mayoría de los ámbitos profesionales es la que surge de la relación “gustar/vender”, es decir: aunque algo “guste” no necesariamente se ha de producir su “venta”.

 

En el entorno audiovisual este dilema se incrementa. Lo decimos tras la lectura del informe de Socialbakers “YouTube Videos: What’s not to like?”

 

Según el citado estudio, Se analizaron cerca de 5.000 canales de marca con más de 28.000 vídeos en el transcurso de un mes (julio/2014 a agosto/2014). En general, las personas tienden a opinar favorablemente (likes) en 9 de cada 10 videos. Como se puede observar en la imagen, sólo el 4% de los videos tienen más dislikes que likes. Y el  73% de los nuevos videos publicados en agosto recibió más de un 90% de likes en la clasificación total.

 

Podríamos hablar del sistema de clasificación de YouTube, si es más o menos acertado o científico. Pero preferimos partir de la base de que ningún sistema de ponderación (datos estadísticos al fin y al cabo) recoge la realidad exacta. Por lo tanto nos quedamos con la foto fija de los datos cuantitativos.

 

Siguiendo con  los datos, el análisis realizado sobre los Top 30 más valorados durante este período (con base en el número de calificaciones de los usuarios), el video más popular fue el realizado  por GoPro (17387 likes/131 dislikes) y el peor clasificado, DoritosMX, con una calificación pésima (1978 likes/10.535 dislikes).

 

Partiendo de la base de que las opiniones eran supuestamente voluntarias y no venían precedidas de una campaña de impulso a través de RRSS o de P2P, las primeras conclusiones es de que sobre el resultado han incidido 2 posibles factores: el tratamiento del contenido y la duración del vídeo.

 

Sobre la primera hipótesis no disponemos, ni se nos ofrece, la opinión de los participantes para su evaluación (like/dislike), datos que nos permitirían analizar en qué medida un discurso audiovisual es el adecuado o no para determinados públicos. O si es un problema puramente estético.

 

Lo que sí nos aclara las ideas un poco más es un dato concreto: la duración de los vídeos.

Es importante encontrar un término medio cuando se trata de la duración. Así, los videos que reúnen el mayor número de visitas tienen una duración de entre  31 y 60 segundos. Por el contrario, los vídeos de más de 5 minutos son los menos visualizados.

 

Un extracto de las conclusiones de Socialbakers:

 

  • The most commonly viewed videos are 31–60s long (32% of all views)

  • The shortest videos are generally the least commonly watched

  • Videos longer than 5 minutes are the next least commonly watched, but that does not hold true for all industries.
     

Parece obvio que, aunque existan tendencias relativas a la duración óptima de los vídeos, éstas no son obligatoriamente extrapolables para todos. Cada sector, cada producto y por supuesto cada mercado, pueden variar sustancialmente respecto a los ratios genéricos de duración audiovisual.

 

Casos claros en dicho estudio: la industria de la moda, por ejemplo, superó a otras industrias en el segmento de video más corto - 0 a 15” mientras que las industrias de software y servicios son las que realizan videos más largos, 31” a 90” pudiendo llegar hasta los 5´.

 

Pero, aunque parezca manifiesto que estamos expuestos a la dictadura del tiempo, hay otros factores que inciden sobre la máxima: “para que el vídeo ayude a vender, primero ha de gustar. Pero para eso es necesario llamar la atención  y que lo vean. Obvio: si no nos ven, no les convenceremos.

 

Continuará en ¿Vídeos que gustan o vídeos que venden? (2)

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

December 19, 2018

December 17, 2018

January 24, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúa navegando acepta su instalación y uso.

  • LinkedIn Miguel Alegre